domingo, 9 de noviembre de 2014

ALEGRIA Y FELICIDAD.

   Hubo un gran maestro zen, llamado Ryokan.
Habitaba al pie de una montaña y vivía
una vida muy simple.
   Un día, un ladrón entró en su casa, pero
no encontró nada que robar.
   Mientras el ladrón estaba allí, el maestro
volvió y lo descubrió.
   Dijo Ryokan: " Usted viajó una gran distancia
para venir a asaltarme. No puede irse con las
manos vacías." ¡Y le dio todas sus ropas y su manta !
   El ladrón, completamente confundido, tomó
las ropas y desapareció.Después que él salió,
el maestro se sentó a la puerta de su casa
miró el deslumbrante claro de luna y pensó:
   "¡Qué pena ! ¡ Hubiese querido darle esta
luna deslumbrante !"

             Anthony  De Mello.


10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. gracias Armando. Un placer recibirte.
      Un abrazo.
      ¡Feliz inicio de semana!

      Eliminar
  2. Es precioso y para reflexionar.
    Besitos buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir .A veces es necesario detenerse y pensar ...
      Besos.
      Que tengas una linda semana

      Eliminar
  3. Un precioso escrito, que nos muestra...El poder de la generosidad para elevarnos y hacernos grandes en espíritu, amiga...Cuanto más damos más libres y felices somos. La paz llega como una paloma, que nos abraza y nos llena de dicha...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por esta preciosidad.
    Feliz semana, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay amiga ! qué bello comentario ! Cuando leo estos textos me siento tan chiquita. Esta es la generosidad de los seres elegidos.
      Me alegra que te haya gustado.
      Muchos besos.
      ¡Buena semana !

      Eliminar
  4. un bella historia para hacernos pensar en la vida y la generosidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente. Pienso igual que tú.
      Muchos besos de miel.
      ¡Feliz semana !

      Eliminar
  5. Un alma generosa es el mejor equipaje de una gran persona.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad José Manuel.
      Gracias por estar.
      Un abrazo.

      Eliminar