miércoles, 8 de octubre de 2014

CAE DEL AIRE LA FLOR.

Tan leve amada
de ese trémulo espacio
donde viaja su huella
      deslizando
aroma de su imagen
    al amor ...

Un pedazo de cielo
      y una rama...

Nada más 
cayó al aire la flor.

¡Qué solos nos quedamos
          sobre el mundo
      mi corazón y yo !

           NIMIA  VICENS.


22 comentarios:

  1. Hermoso corazón enamorado como un pedacito de cielo.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola José Manuel .
    Me emociona la ternura en los versos de esta poeta.
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  3. Corto, escueto, sutil y delicado.
    Gracias Mª Carmen por dejarnos compartir estas bellezas.
    Besos, Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Pilar. me da mucha alegría que te haya gustado el poema. Elijo los textos con mucho amor para mis queridos blogueros.
      Besos del alma.

      Eliminar
  4. Hoy he sentido en mi alma la soledad de "los nadie", un desgarro que me sigue ocupando el centro de atención.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Puedo imaginar lo que sientes Francisco. Lo que no puedo imaginar es lo que sienten ellos .¿Será que se acostumbran ?...
      ¡qué vida tan triste!...Pero tú haces lo que puedes y más. Dios bendice tu entrega y te devolverá multiplicado.
      Apapachos.

      Eliminar
  5. Importante ese palpitar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por venir.
      besos del alma.
      ¡Feliz tarde - noche. !

      Eliminar
  6. ¡Precioso, María!!! Y también real, a veces nos quedamos solos con el corazón latiendo lento y la mirada perdida.

    Pero hemos de salir adelante pensando siempre que mañana sale de nuevo el sol.

    Ha sido un inmenso placer leerte.
    Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
    Un abrazo y besos azules en vuelo.
    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina ! me llegaron tus besos azules !
      Que tengas un lindo jueves.
      Muchos besos de sol.

      Eliminar
  7. Sabes dar en la diana del corazón, tienes ese magnifico don.

    Besos muy cálidos,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Tramos.
      Si es cierto lo que me dices he tocado el cielo.
      Graciassssssss.
      Besos del alma.

      Eliminar
  8. Hermoso y delicado poema ....sus versos fluyen de aromas y sutil belleza donde el alma es una bella flor y un rapto de melancolía..
    De esta hermosa elección habla del corazón de quién la elige......sin restar mérito a su autora
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Cristi ! Mil gracias por tus hermosas palabras.
      Te dejo besos de miel, canela y clavo.
      ¡Feliz jueves !

      Eliminar
  9. Esa flor que cae de la rama deja en el aire su aroma y nos llega a todos, amiga...Este poema de Nimia Vicens nos invita a pensar en ese momento en que el tiempo se detiene y aparece la soledad...Pero, creo que toda la naturaleza está pendiente de ese momento y la soledad es ficitcia...No hay soledad cuando se está unido a la naturaleza, todo el paisaje nos acompaña y nos abraza, amiga...
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu buen hacer.
    Feliz jueves.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga de mi alma ! A mí me impresiona esa capacidad y esa ternura que tiene esta poeta.
      como tantos otros que busco y encuentro para que luego ustedes lo disfruten.
      Gracias por tu cercanía. Gracias por TANTO !

      Eliminar
  10. Una flor, no hay nada mas bello cuando representa el amor, la ternura, aquello que sentimos.
    Gracias María por darme a conocer este poema de esta autora que no tenía el gusto de conocer.
    Felicitaciones a ambas.

    un beso
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucho placer que te guste .a mí me fascina.
      Gracias por venir.
      Muchos besos de fresa madura.

      Eliminar
  11. Y de nuevo el regalo de tu voz azucarera y con acento de melaza arrastrando el eco tan pegadizo como la sombra de tu cuerpo.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
  12. Y de nuevo el regalo de tu voz azucarera y con acento de melaza arrastrando el eco tan pegadizo como la sombra de tu cuerpo.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
  13. Y de nuevo el regalo de tu voz azucarera y con acento de melaza arrastrando el eco tan pegadizo como la sombra de tu cuerpo.
    Apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué palabras tan hermosas Francisco !
      Graciasssssssssss.
      Apapachos.

      Eliminar